Huánuco: la nueva capital cultural interandina

Lo que pasa en Huánuco en estos últimos años es digno de análisis: el rico departamento interandino (sus cálidas quebradas y verdes valles, así como sus heladas alturas se desplazan entre las cordilleras Central y Oriental) vive un momento de cambio, de ascenso económico y social cuyas causas se explicarían, antes que nada, por el mejor aprovechamiento de sus recursos y por la voluntad de trabajo de los huanuqueños que, en la actualidad, detentan puestos claves en la industria, el comercio, la cultura, etc. En este proceso modificatorio de viejos esquemas económicos-sociales hay, sin embargo, un hecho que ha de sorprender a muchos: la nueva etapa cultural en que ha entrado Huánuco. Aislada un tiempo, perdido todo nexo con la brillante tradición cultural que representa en su mejor sentido una “Amarilis”, un Fray Diego de Hojeda y mas cerca, un Adalberto Varallanos, un Hermilio Valdizán y muchos nombres más que han prestigiado al Perú, Huánuco cobra ahora una preeminencia que, sin duda, la sitúa como nueva capital cultural interandina. A esta realidad -plausible y halagadora- han contribuido instituciones como la Universidad Nacional “Hermilio Valdizán”, la Escuela de Artes Plásticas “Baca Flor”, grupos de arte y artistas oriundos de la región y, en medida mayor y directa, la Casa de la Cultura de Huánuco que, de acuerdo a las razones de su creación, a sus metas y preocupaciones, se ha convertido en la promotora del admirable movimiento cultural que se observa en la actualidad en Huánuco. Solamente a un año corto de su creación, la Casa de la Cultura de Huánuco –se creó en mayo de 1966- ha realizado una labor que le prestigia. Los huanuqueños todavía no han olvidado ese extraordinario programa de celebraciones con que se festejó el primer aniversario de la Casa Cultural. En aquella oportunidad -12 de mayo del año en curso- los artistas Flores y Solórzano (ambos naturales de Huánuco) expusieron sus mejores obras pictóricas y escultóricas, se contó también con la participación del artista nacional Jorge Acuña Acuña y de la recitadora Clara Luz Gómez de la Torre; hubo una temporada de teatro de títeres con la Cía. Marroquín y se efectuaron concursos de pintura, artesanía, etc., a nivel departamental. Esta labor resulta mucho más sorprendente si se considera que los recursos presupuestales con que cuenta la Casa de la Cultura son exiguos. Sin embargo, ni esta y otras dificultades han detenido a Augusto Rivera Vargas –que es el director- ni a los que le secundan en su noble tarea cultural. Todo lo contrario, están ellos empeñados ahora en realizar una serie de importantes proyectos entre los que destaca, indudablemente, la adquisición de un local propio que, de acuerdo a los planos, debe contar con salas para Biblioteca, Pinacoteca, Archivo Histórico, Museo de Arqueología y Galería de Exposiciones. Asimismo, con la ayuda de la Municipalidad, se planea la construcción de un local teatral cuya concreción es decisiva para dar impulso a la actividad dramática en la ciudad. También, la institución citada cuenta este año con el ingreso que le deja el impuesto del 20% a la coca y que está destinado a la conservación de los monumentos arqueológicos de Cotosh y Huánuco Viejo que están bajo su cuidado. Y, finalmente, con el propósito de llevar siempre hacia los sectores mayoritarios de la población las manifestaciones artísticas, el organismo que venimos mencionando está haciendo gestiones en Estados Unidos de Norteamérica para adquirir un equipo audiovisual completo, incluye por supuesto un proyector de 16 mm., que le permitirá exhibir la creación cinematográfica de los mejores directores contemporáneos. ------------------------- *De la Revista de la Amazonía “PROCESO”. Año 2 Nº 6 - 1967
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0