En el racismo, hermanos

Por Jorge Bruce
El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CEDR) de la ONU ha citado a tres países de nuestra región acerca de supuestos casos de discriminación racial: Chile, Colombia y Perú. Por ello, el ministro Aurelio Pastor deberá viajar a Suiza en agosto para responder preguntas como: “28. El Comité ha recibido informes sobre la utilización de lo que podría considerarse como discurso discriminatorio por parte del presidente del Perú, Alan García, específicamente en lo que se refiere a tierras ancestrales de los pueblos indígenas y la existencia de pueblos indígenas en aislamiento o en contacto inicial, en su articulo “El síndrome del perro del hortelano”, publicado en el diario El Comercio el pasado 28 de octubre de 2007 y quisiera recibir más información al respecto”. Son interpelaciones que el Estado peruano, como integrante de Naciones Unidas, tiene la obligación de responder y difundir, tal como lo precisa el CEDR (http://www.politicaspublicas.net/): “27. Por favor indiquen qué medidas el Estado parte prevé adoptar para asegurar la difusión pública del presente informe y de las observaciones finales y recomendaciones del Comité”. Es esencial que nuestras autoridades tomen conciencia de su espléndido aislamiento. Los sucesos de Bagua han recibido una atención mundial que trasciende las repercusiones en las inversiones, al parecer lo único que preocupa al Gobierno y sus “Tribunas” de la prensa. De hecho, muchas de las preguntas han sido formuladas antes del Baguazo, cuyas heridas siguen abiertas y en donde tanto policías como nativos y mestizos perecieron de la manera más absurda, sin que hasta ahora se haya hecho nada para designar a los responsables o culpables, salvo perseguir a los dirigentes de Aidesep o Santiago Manuin, los chivos expiatorios designados para encubrir esta tragedia. Así, puede leerse: “26. Sírvanse proporcionar información detallada y actualizada sobre las campañas informativas y cursos impartidos en materia de derechos humanos a los agentes del orden, funcionarios públicos, miembros del poder judicial a fin de prevenir y combatir la discriminación racial”. Finalmente, Bagua: “29. El Comité toma nota de la nota verbal de referencia NNUU/34, de fecha 8 de junio de 2009, enviada por la Misión Permanente del Perú ante Naciones Unidas en Ginebra, la cual traslada una Ayuda de Memoria describiendo los hechos ocurridos en Bagua, Perú y sus antecedentes. En este sentido, solicita información sobre las causas profundas y consecuencias del hecho desde el punto de vista del Estado parte y su progresión en los días posteriores a los mencionados en la Memoria. Asimismo, atentamente solicita información sobre las medidas que el Estado parte ha adoptado y/o piensa adoptar para, conjuntamente con los pueblos indígenas, superar esa situación y evitar que se vuelva a dar en un futuro”. Este examen nos cuestiona como sociedad. Son 29 preguntas pertinentes, no intromisión. Se requiere el coraje de encararlas con la verdad. ¿Lo tendrá el Gobierno? A tenor de lo transcurrido y del último mensaje presidencial, hay razones para dudarlo. Lo sabremos cuando se difunda el obligatorio informe respectivo
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0