Día de la Juventud y la Primavera

“La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido” (Antonio Machado).“Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera” (Pablo Neruda). El día 23 de Setiembre celebramos en el Perú, según nuestro calendario cívico el Día de la Juventud y de la Primavera, ambas efemérides tienen una singularidad implícita y explícita que es la belleza natural humana y la belleza natural del paisaje geográfico. La juventud es el periodo de cambio en la naturaleza sico-somática de las personas, comprendido entre la pubertad y la edad adulta. Las Naciones Unidas han definido a la juventud como la edad que va de 15 a 25 años. La juventud no es, en la vida, sólo una etapa cronológica del desarrollo humano, sino un estado de ánimo, actitudinal y propositivo que se manifiesta en las diversas actividades que realiza el ser humano en el acontecer diario. La juventud es también la imaginación de la persona para responder a los retos de la vida y la sociedad, es la capacidad de proponer y desarrollar alternativas de solución frente a cualquier problema de la vida, Para cada persona, mantenerse joven es tener siempre latente en sí, a la edad que fuere, ese afán de lo maravilloso, de los hechos, pensamientos positivos, deslumbrantes y emprendedores, del intrépido desafío a los acontecimientos, de la reafirmación de un ideal que orienta su vida. Ser joven significa mantener el insaciable apetito que siente un niño ante lo nuevo y, finalmente la alegría para vivir. La juventud es un proceso relacionado con el período de la estación de la primavera, por eso se afirma que la juventud es la primavera de la vida, de modo que la juventud sería entonces la eterna primavera. El 23 de setiembre, Día de la Primavera, simboliza la renovación de la naturaleza (el reverdecer y el florecimiento del paisaje geográfico) y la renovación en la creatividad del ser humano. Es la época de las flores, el calor, la vida al aire libre y el amor. El término “primavera” proviene de prima (primer) y vera (verdor). Las cuatro estaciones tienen su inicio y final marcados por acontecimientos astronómicos (equinoccios y solsticios). Astronómicamente, comienza con el equinoccio de primavera (entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte; entre el 22 y el 23 de setiembre en el hemisferio sur), y termina con el solsticio de verano (alrededor del 21 de junio en el hemisferio norte y el 21 de diciembre en el hemisferio sur). Sin embargo, se considera que la estación ocupa los meses enteros de marzo, abril y mayo en el hemisferio norte y de setiembre, octubre y noviembre en el hemisferio sur. Hay que entender y comprender a la juventud en su etapa primaveral, en sus cambios físicos y sicológicos, en el desarrollo de sus habilidades tecnológicas e informáticas; pero a la vez orientarlos en el uso y manejo responsable de la tecnología, específicamente en las herramientas y aplicaciones de la web 2.0. A la juventud hay que llegar y comunicarse con lo que usa la juventud: Hi5, Facebook, messeger, blogs, etc. El hombre y la mujer son tan jóvenes como su confianza en sí mismos; tan viejos como su desconfianza en sí mismos; tan jóvenes como su fe en sí mismos, tan viejos como su falta de fe; tan jóvenes como su esperanza; tan viejos como su desesperanza. En la juventud, hay que vivir la vida con alegría y optimismo, pues todos somos jóvenes y tenemos que desempeñar un rol positivo en esta sociedad. El hombre y la mujer son jóvenes mientras su cerebro perciba los mensajes de belleza, valor, ética, grandeza y fuerza que brotan de la naturaleza, de un ser humano. Para los revolucionarios, la juventud radica en mantener y desarrollar el ideal revolucionario de construir una nueva sociedad justa y solidaria, donde se respeten los derechos humanos, en suma el derecho a la vida. La persona no se envejece solo por haber vivido tantos o cuantos años; se envejece al renunciar a un ideal, al renunciar a los valores de la justicia, la dignidad, la libertad y solidaridad. La juventud es un proceso relacionado con el período de educación en la vida de las personas y una etapa del desarrollo humano digno de celebrar y recordar este y todos los días, por este motivo expreso mi cordial saludo a todos los jóvenes del Perú, de Cajamarca y de modo particular a las jóvenes teresianas, al mismo tiempo que les insto a mantener su ideal, y si este es revolucionario mucho mejor; porque en la fuerza de la juventud, en la fuerza de las nuevas generaciones, radica la esperanza de cambio y lucha para vivir en un mundo mejor diferente al mundo de la injusticia, vale decir mundo neoliberal. Anoto como dato, relacionado con el Día de la Juventud, que: El 12 de agosto es el Día Internacional de la Juventud. La fecha fue proclamada el 17 de diciembre de 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la resolución 54/120 I y por recomendación de la Conferencia Mundial de Ministros de Asuntos de la Juventud (Lisboa, 8 - 12 de agosto de 1998).
autor: Luis Miguel Espino Delgado, Profesor de la I.E. “Santa Teresita, Especialidad Ciencias Sociales. Ex- Secretario Regional del SUTE Cajamarca.
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0