Los objetivos de Copenhague no frenarán el cambio climático, según un nuevo estudio

Investigadores del cambio climático advierten en la revista 'Nature' que los compromisos de reducción de emisiones de carbono asumidos mediante el Acuerdo de Copenhague en diciembre de 2009 no limitarán el calentamiento global a 2°C y que lo más probable es que la temperatura media del planeta se eleve este siglo más de 3°C.
El análisis lo llevó a cabo un grupo de investigadores del Instituto para la Investigación del Impacto Climático de Potsdam (PIK, Alemania) y de las empresas Climate Analytics (Alemania) y Ecofys (Países Bajos), dedicadas a la evaluación del cambio climático y a las energías renovables respectivamente. "La falta de ambición de los compromisos es asombrosa", señalan los autores en relación a las diferencias entre el objetivo del Acuerdo de Copenhague de mantener el calentamiento global por debajo de 2°C y lo que probablemente se alcanzará en función de los compromisos de reducción de emisiones de muchos países. 
El informe pone de manifiesto que los objetivos expresados por muchos países aumentarán las emisiones anuales de gases de efecto invernadero entre el 10% y el 20% por encima de los niveles actuales y alcanzarán un máximo de entre 47,9 y 53,6 gigatoneladas de dióxido de carbono (CO2) en 2020. 
Esta situación aumenta hasta el 50% la probabilidad de que el calentamiento global rebase el límite de 2°C a finales de siglo. Los autores indican que las reducciones de emisiones probablemente reflejen los compromisos de reducción menos ambiciosos expresados por los países. 
 "En el peor de los casos podríamos acabar con permisos de emisión que agraven la situación planteada en simulaciones en las que se mantiene la línea actual de emisiones", afirmó el autor principal del proyecto, Joeri Rogelj del PIK.
 El equipo analizó varias deficiencias del Acuerdo de Copenhague como los controvertidos «excedentes de derechos de emisiones» (surplus allowances) que un país puede "almacenar" para utilizarlos con posterioridad en el caso de que mantenga niveles inferiores a los pactados en el Protocolo de Kyoto. "Mediante el Protocolo de Kyoto, los objetivos de algunos países eran tan poco ambiciosos que se generaron y se seguirán generando grandes cantidades de excedentes de derechos de emisiones entre 2008 y 2012, incluso aunque no se realice ningún tipo de esfuerzo en favor del medio ambiente", explican los autores. Estos añaden que los países probablemente generarán cada vez más excedentes de derechos de emisiones "porque es probable que se aplique cualquier método que brinde beneficios".Los investigadores recopilaron los datos de varios países sobre sus compromisos de reducción de emisiones incluidos en el Acuerdo de Copenhague. En el caso de los países que no remitieron sus objetivos, el equipo se remitió a anuncios anteriores relativos a reducciones de emisiones. También calcularon una situación sin cambios en los países que no se comprometieron en absoluto.Todos estos datos se introdujeron en un modelo climático acoplado del ciclo del carbono y los resultados mostraron que, conforme a los niveles de reducción anunciados, el calentamiento global superaría los 3°C a principios del próximo siglo. 
En alusión a las predicciones climáticas realizadas por el modelo, el Dr. Malte Meinshausen del PIK, coautor del trabajo, indicó que "la cifra de 48 gigatoneladas de emisiones de CO2 en 2020 no permitirá cumplir con el objetivo de los 2°C. Es como una carrera hacia un acantilado en la que se espera detenerse justo antes de que se termine la carretera". 
Según lo acordado en Copenhague, 76 países (responsables en conjunto de cerca del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero) se comprometieron a limitar sus emisiones antes de 2020. Los únicos dos países que se comprometieron a mantener el objetivo de 2°C fueron Japón y Noruega.
El compromiso de Estados Unidos fue lograr una reducción del 17% con respecto a los niveles de 2005 para 2020. Este porcentaje equivale tan sólo al 3% por debajo de los niveles de 1990, pese a que las estimaciones realizadas indican la necesidad de que los países desarrollados reduzcan las emisiones entre un 25% y un 40%. El objetivo de China equivale a una situación sin cambios, mientras que el de la UE supone una reducción de entre el 20% y el 30%.
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0