Los niños trabajadores del Perú y un futuro incierto

Más de 3 millones de niños y adolescentes, entre los 5 y 17 años, trabajan en Perú y la mayoría lo hace en el campo o en oficios peligrosos, lo que coloca al país entre las naciones con la mayor tasa de trabajo infantil en la región, revelan fuentes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
"En el caso de América Latina, Perú estaría en la cima de los países con mayor tasa de trabajo infantil", dijo a Efe el especialista regional de la OIT en este campo, Guillermo Dema.
La OIT dio el aporte técnico y financiero para que el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) realice la primera encuesta sobre trabajo infantil en 2007, cuyo contenido fue difundido recién el mes de febrero. Dema comentó que "las cifras han sido mayor a las esperadas" y detalló que 3,3 millones de niños y adolescentes, entre los 5 y 17 años, realizan una actividad económica, lo que equivale al 42 por ciento de la población nacional en esa edad (que asciende a 7,9 millones).
Asimismo, agregó que más de dos millones de trabajadores tienen entre 5 y 13 años.
La llamada encuesta nacional de trabajo infantil (ETI) reveló que 66,7 de los niños, entre 5 y 13 años, se dedican a la agricultura, la ganadería, la pesca y la minería, y que el 70 por ciento de los niños que trabajan lo hace en condiciones consideradas peligrosas.
Esto quiere decir que realizan trabajos que "están poniendo en peligro su salud y su seguridad, y su educación", indicó Dema.
El estudio agregó, no obstante, que el 97 por ciento de niños entre 5 y 13 años asiste a la escuela, pero este porcentaje baja a 81 por ciento entre los adolescentes hasta los 17 años.
Además, Dema subrayó que "la mayoría de niños residentes en áreas rurales trabaja, pues el 70 por ciento de menores de las áreas rurales del Perú participa en actividades económicas. Mientras que en el área urbana, la cifra decae al 27 por ciento".
La encuesta también encontró que "más de la tercera parte de los adultos, padres de niños trabajadores, reportan haber trabajado cuando fueron niños, lo que revela que el trabajo infantil está muy arraigado" en el país.
Entre los motivos que explican el alto porcentaje de trabajo infantil están la pobreza (que golpea al 39 por ciento), algunos patrones culturales que incentivan esta práctica, pero también la precariedad del empleo en el país, en general, opinó Dema.
Sobre este punto, el investigador de la Pontificia Universidad Católica del Perú, José Rodríguez, que analizó junto a su colega Silvana Vargas la encuesta del INEI, comentó que "hay que tener en cuenta que la mitad de la fuerza laboral en Perú es autoempleada".
Añadió que "la mayor parte (de los niños trabajadores) están vinculados en su actividad laboral con algún familiar, y generan algún producto cuya venta va al ingreso que es parte del presupuesto de la familia y no se distribuye bajo la forma de un salario".
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0