Un tercio de los candidatos a presidente regional no informa sobre sus ingresos

En el marco de la campaña los Ojos en las Hojas, Lupita, la heroína anticorrupción de Proética, se puso a revisar cuántos candidatos a presidentes regionales en el país consignaron la información referida a sus ingresos y patrimonio en sus respectivas hojas de vida.  Encontró que de 337 postulaciones de esta naturaleza registradas en el sistema del Jurado Nacional de Elecciones, en 98 casos los candidatos no llenaron esa sección.
El número corresponde aproximadamente a un tercio del total, lo cual constituye, como primera impresión, una buena señal de transparencia de parte de los candidatos.
Dentro del tercio de quienes no emitieron esa señal llama la atención los casos de la región Lambayeque y Huancavelica, en donde alrededor de la mitad de los candidatos no presentó su información de ingresos y bienes (53.3% y 44.4% respectivamente), y de la región Callao, donde la proporción de quienes no lo hicieron se eleva a ocho de once (72.7%). En el otro extremo, las regiones de Ayacucho (7.7%) y Pasco (9.1%) son las que agrupan las menores proporciones de candidatos que prefirieron no transparentar ese tipo de información.
Al hacer la lectura según organizaciones políticas a las que representan los candidatos, en conjunto los partidos (definidos según el Registro de Organizaciones Políticas del JNE) muestran una proporción ligeramente mejor que los movimientos regionales (74.4% frente a 67.3%). Aunque resulta complicado hacer una comparación entre partidos (pues presentan candidatos a cantidades distintas de regiones, desde 1 -Sí Cumple o Todos por el Perú- hasta 24 -el APRA-), es de destacar que solo dos de los 24 postulantes del partido de gobierno dejaron de presentar su información sobre patrimonio e ingresos: Luis Alberto Ortiz, quien postula a la región Callao y John Romero, que postula a la presidencia del gobierno regional de Huánuco.
Entre los candidatos también llama la atención que presidentes regionales que postulan a la reelección no hayan consignado estos datos. Es la situación de, por ejemplo, César Álvarez, de Ancash, y Federico Salas, de Huancavelica (aunque este figura como “inadmisible” en el sistema).
Para concluir, es importante recordar que la información sobre bienes e ingresos es parte de la sección VIII de las hojas de vida, que está catalogada como información opcional. Sin embargo, esta condición no debe hacernos perder de vista que aquellos candidatos que optaron por brindarla tácitamente le han dicho al país y a sus electores que son transparentes.  Si hubieran consignado datos incompletos o, peor aún, falsos, estarían engañando a la opinión pública y merecerían ser expuestos y sancionados.
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0