CNDDHH respalda la Gran Marcha Nacional del Agua

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos se pronunció en respaldo a la gran marcha del agua que diversos sectores de la sociedad civil vienen impulsando. 


La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, y los 79 organismos que la conforman, respaldamos la Gran Marcha Nacional del Agua que vienen realizando los campesinos y ronderos del departamento de Cajamarca y otras regiones afectadas por las industrias extractivas. La marcha se inició en las lagunas altas de Celendín el día 1 de febrero y terminará este viernes 10 de febrero en la Plaza San Martín, en un recorrido de cientos de kilómetros, y luego de entregar al Congreso de la República el petitorio con la plataforma de sus requerimientos básicos.
La CNDDHH considera que el agua es la principal fuente de vida, por lo tanto, debemos preservarla y reconocer que la necesidad del acceso al agua es un derecho humano básico que sirve de marco para desarrollar los otros derechos como los vinculados a la vida y la salud. El derecho al agua potable y saneamiento ha sido reconocido desde el año 2003 por las Naciones Unidas como un “derecho humano”, organismo que ha exhortado a sus estados miembros, así como a organizaciones internacionales, a que realicen lo necesario para que la población tenga acceso al agua potable y al saneamiento incluso como uno de los objetivos del milenio hacia el año 2015. Por otro lado, es imposible tener un acceso al agua potable y saneamiento, si es que no se tiene una preservación de las lagunas, acuíferos y cabeceras de cuenca que alimentan los complejos sistemas hídricos de los Andes.
Actualmente se está desarrollando una lucha incansable por preservar el agua de las explotación de minería e hidrocarburos, principalmente en los departamentos de Cajamarca, Cusco, Puno, Piura, Ica y Moquegua. Esta lucha se ha centrado en la búsqueda de protección estatal de las lagunas, cabeceras de cuenca y acuíferos que algunas empresas mineras quieren explotar con la finalidad de extraer oro y otros minerales, teniendo como consecuencia la contaminación del medio ambiente, la escasez de este recurso en esas zonas y, sobre todo, el fortalecimiento de un modelo de desarrollo centrado en las industrias extractivas sin tener en consideración los ecosistemas y su protección para el futuro.
La CNDDHH, como defensores de los derechos humanos y convencidos de la necesidad de un medio ambiente sano para poder ejercerlos, consideramos un deber y una necesidad participar activamente de la Gran Marcha del Agua y acompañar a los campesinos, campesinas, ronderos y ronderas para llamar la atención al gobierno central sobre la necesidad de reconocer políticas públicas que protejan este derecho en la constitución y la prohibición de minería en cabeceras de cuenca. Es por este motivo que el día viernes 10 de febrero estaremos participando de la parte final de la Gran Marcha del Agua a las 2pm en la Plaza Dos de Mayo.
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0