Señor Presidente, Huánuco no vive de agradecimientos

Escribe: Yoel Ventura


Mientras que en otras regiones se inauguran grandes obras, se anuncian construcciones, se avanza, se trabaja, se hace mucho por el “Desarrollo Humano”, Huánuco parece que todavía sigue dormido contagiado quizá por el eterno sueño de la bella durmiente o el descansar infatigable del pillco mozo. La autoridad regional y las autoridades locales poco o nada hacen por nuestras comunidades. Por el contrario muchos de ellos se encuentran envueltos en casos de corrupción, dando la espalda a ciudadanos que en el momento de sufragar confiaron en ellos.

El día miércoles 11 de abril por fin después de mucho tiempo el señor Presidente de la República, Ollanta Humala regresó a Huánuco y no con la finalidad de inaugurar obras o poner la primera piedra del inicio de una, no, regresó solamente a agradecer a Huánuco por la confianza prestada en las elecciones ya que la población huanuqueña apoyó al “comandante”.

Señor Humala, déjame decirle que Huánuco no vive de agradecimientos, en Huánuco hay mucha necesidad, localidades que no cuentan con electrificación, lugares que no cuentan con Postas de Salud, niños, niñas y adolescentes que no tienen una buena infraestructura educativa y en el peor de los casos no tienen buenos educadores.

En Huánuco ya los ciudadanos y ciudadanos no confían en nadie, la inseguridad es pan de cada día, la violencia no solo está en las calles sino que ahora también es a domicilio, a puertas cerradas, muchas niñas son captadas para luego ser víctimas de la esclavitud del siglo XXI. Muchos ciudadanos que deambulan y no es porque sean “vagos” u ociosos sino es que no tienen trabajo, pues sino tienen amistad con alguna autoridad jamás consiguen un trabajo.

Comunidades olvidadas que viven al margen de las acciones que toma el gobierno central, entonces se puede hablar de que ¿Hay inclusión?, pregunta ingenua quizá pero un gran desafió para el que dice que no es de derecha ni de izquierda sino de “abajo”.

Seguramente usted no va a olvidar el recibimiento apoteótico que le dieron los pobladores de Huánuco, es que la hospitalidad es una característica de todo huanuqueño pero ello no quiere decir que estemos de acuerdo con todas las acciones y decisiones que toma usted, nosotros no olvidamos el “espaldarazo” que le está dando al pueblo cajamarquino, no olvidamos “la gran transformación que sufrió”, no olvidamos que usted habla del gobierno de la inclusión pero en la práctica es solo la aplicación de un capitalismo popular.

Entre su discurso se le escuchó decir que usted se “siente huanuqueño”, no quiero decepcionarlo pero quiero decirle que alguien se considera huanuqueño cuando cumple este gran requisito, acuñado por el gran José Varallanos: “Dime que has hecho por Huánuco y te diré si eres huanuqueño”.

Espero que su próxima visita a Huánuco sea para inaugurar una obra, sea para que anuncie con hechos que Huánuco también es parte de esa verdadera inclusión y no solamente de un simple cliché discursivo, espero que su próxima visita a Huánuco sea para decir que no en vano el pueblo huanuqueño confió en usted, señor Presidente en Huánuco hay mucho por hacer.
Compartir esta noticia
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...
 
Posts RSSComments RSSBack to top
© 2011 Heraldo 21 ∙ Designed by BlogThietKe
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0